Cheesecake vegano sin horno

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

Fue el cumpleaños de Álvaro ¡yeiiih! Lo que significa postre time. Me puse manos a la obra con un cheescake vegano sin horno listo en 30 minutos.

Mi primer acercamiento a la cocina fueron los postres, y éstos a su vez lo fueron hacia el veganismo. Quería hacerle un postre a Álvaro y fue cuando caí en cuenta de todos los ingredientes de origen animal que contiene un postre.  

Nuestra vida es un poco nómada y si le añadimos el minimalismo y el zero waste, pues el resultado es que no tenemos moldes para pasteles, lo cual tampoco es grave porque no tenemos horno.

Eso sí, los postres son mi debilidad y aprovecho cada ocasión para hacer uno. Solía preferir comprarlos, pero desde que vi las cantidades industriales de azúcar que les ponen más vale tomarse un tiempo y saber los ingredientes que vamos a comernos.

Así como ahora estamos sin horno, estuve sin coladores como por años hasta que conseguimos uno apoyando una buena causa.

Puedes ver más recetas veganas zero waste aquí

postre-vegano-zero-waste

Los cheesecake son muy versátiles. Antes los hacía de frutos rojos, pero debido a que vienen empaquetados con plástico lo sustituí con mango que al ser una fruta dulce necesita menos azúcar.  

Las desventajas de los postres crudos

  • Los anacardos son muy caros.
  • Necesitan un tiempo de remojo para una mejor textura.
  • Si lo haces con tofu viene en empaque de plástico a menos que se haga tofu casero. Dinos en los comentarios si sabes en dónde conseguir frijoles de soya orgánica.
  • Tienes que esperar 4 horas a que se congele para que agarre consistencia.
  • Después debe descongelarse para que se haga cremoso.
postre-vegano-sin-horno

¿Cuántos utensilios y artefactos de cocina tienes que no usas hace más de tres meses?

Cheesecake vegano sin horno

… sin molde para pastel, sin refrigerador y sin azúcar refinada.

La dermatóloga me tiene prohibido consumir alimentos con índice glicémico alto, por eso sólo como melasa negra -que funciona también como regulador hormonal-, azúcar de coco y dátiles.

Aquí puedes encontrar el índice glicémico de casi cualquier alimento.

cheesecake-vegano-sin-horno

Receta

Para la base:

  • Media taza de dátiles.
  • Media taza de cualquier fruto seco (nueces, almendras, anacardos, macadamias).
  • 100ml de agua tibia.

Para la crema:

  • 2 latas de crema de coco.
  • 1 cucharada de lúcuma (opcional, es para dar sabor a lácteo).
  • 4 cucharadas de jugo de limón.
  • 2 cucharadas de azúcar de coco (opcional o añadir más al gusto).
  • 5 cucharadas de agar agar.
  • 100 ml de agua.

Para el topping:

  • 3 mangos.
  • 50ml de agua.
  • 2 cucharadas de agar agar.

Utensilios:

  • Licuadora.
  • Olla.
  • Palita o cuchara de silicón.
  • Cuchara y vaso medidor.
  • El molde, que en nuestro caso es el colador con uno de los básicos del zero waste los wraps reutilizables

Preparación

Para la base:

  • Licua los dátiles con los frutos secos y el agua, y ponlo en la base del molde.

Para la crema:

  • Hierve los 100 ml de agua con las 5 cucharadas de agar agar hasta que quede una mezcla homogénea. Deja enfriar y cuando esté tibia aún líquida agrega la crema de coco, la lúcuma, el azúcar de coco, el  jugo de limón y licúa.

Mientras preparas el topping puedes refrigerar si quieres acelerar el proceso o dejar a temperatura ambiente.

Para el topping:

  • Nuevamente hacer la mezcla homogénea de agar agar con el agua, dejar enfriar y licuar los mangos.

Colocar en el molde cuando la parte de coco ya esté firme. Se puede decorar con coco deshidratado o rebanadas de mango.

Súper cremoso y listo para disfrutar rápido, sin congelar, descongelar y lo puedes llevar a reuniones sin temor que se derrita por el camino. Claro que se puede refrigerar por si hace mucho calor o porque así lo prefieras.

Etiquétanos en la foto de tu cheesecake, así más gente se anima a hacerlo. 

¡Únete al cambio!

Este blog está escrito en base a nuestras experiencias y aprendizajes que hemos adquirido a través de los años. 

Recuerda que cada cuerpo y hogar es único y requiere diferentes tiempos y soluciones.

Beat the Waste, es un camino de transformación holístico hacia una vida minimalista y saludable.